Consejos
Guía de seguridad

Las funciones del neumático

Los riesgos asociados

Soportar la carga Definidos por las características
del vehículo: carga por eje
Un neumático infradimensionado respecto a la carga se calentará. Esto puede suponer un deterioro rápido del neumático en rodado, pudiendo producirse incluso un desinflado brusco del neumático. El contacto con el suelo no será el óptimo, lo que afectará negativamente a la adherencia: guiado, motricidad y frenado. El recauchutado puede verse comprometido. Se acortará la vida útil del neumático.
Soportar la velocidad Definido por las características del vehículo:
velocidad máxima del vehículo
Un neumático infradimensionado respecto a la velocidad se calentará. Esto puede suponer un deterioro rápido del neumático en rodado, pudiendo producirse incluso un desinflado brusco del neumático. El recauchutado puede verse comprometido. Se acortará la vida útil del neumático.
Rodado sobre diferentes tipos de suelo En función de la profesión y el uso Un neumático no adaptado a la posición o al uso puede:
- calentarse: el caso de un neumático para un uso mixto y que se utilice para largos trayectos por autopistas.
- degradarse: el caso de la banda de rodadura de un neumático para un uso en carreteras y que se utiliza sobre suelos no asfaltados.
En este último caso, un neumático que presente hendiduras profundas debe ser examinado por un especialista para determinar si puede continuar rodando, ser reparado o ser retirado. Cabe señalar que la salida al descubierto de las capas metálicas supone su oxidación: un neumático con daños de este tipo se considera No apto para su uso en carretera. Esto daños pueden suponer un deterioro rápido del neumático en rodado, pudiendo producirse incluso un desinflado brusco del neumático. El recauchutado puede verse comprometido. Se acortará la vida útil del neumático.
Guiar el vehículo En función de la profesión y el uso En el eje de dirección, un neumático no adaptado a la posición o al uso puede ofrecer, en función del estado del asfaltado y de la velocidad, un guiado menos preciso. Esto puede afectar negativamente a la conducción adecuada del vehículo.
Guiar el vehículo Informando al conductor
acerca del estado del asfaltado
Los neumáticos del eje de dirección son los primeros que entran en contacto con el asfaltado de la calzada. Los neumáticos destinados a este eje deben proporcionar de forma progresiva información acerca de la evolución del estado del asfaltado: como una disminución pasajera de la adherencia, por ejemplo. Un neumático no previsto para este eje podría mostrarse menos progresivo o filtrar determinados datos sobre la evolución del asfaltado.
Asegurar el confort
de la conducción
Característica específica
de los neumáticos para los ejes de dirección: dibujo/rayado adaptado y uniformidad
El eje de dirección es especialmente sensible a la uniformidad de los neumáticos: conexión con el volante, posición respecto al conductor, etc. Los neumáticos destinados a este eje están especialmente concebidos para dar respuesta a este criterio y cuentan también con un dibujo/rayado adaptado para optimizar esta función. Un neumático no previsto para el eje de dirección ofrecerá un menor rendimiento, lo que puede suponer un peso de equilibrado del conjunto del vehículo superior.
Transmitir
el par
Frenado: depende de los sistemas
de frenado del vehículo.
En las frenadas de emergencia, el eje
de dirección se ve muy solicitado.
El frenado con sistema de ralentización
está asegurado a través del eje motriz
En una frenada de emergencia, se ejerce una carga importante sobre el eje de dirección: los neumáticos de este eje tiene pues un papel primordial en relación con la distancia de parada del vehículo.
Un neumático no previsto para el eje de dirección puede ofrecer un rendimiento de frenado inferior si se monta en esta posición.
En una frenada con sistemas de ralentización, los neumáticos para el eje motriz se ven muy solicitados en cuanto al dibujo/rayado y a la carcasa: un neumático no adaptado será menos eficaz para transmitir el par de frenado y se acortará la vida útil del neumático.
Transmitir
el par
Motor: depende de la potencia
y del par del vehículo
La aceleración del vehículo se transmite al suelo solamente a través de las ruedas del eje motriz: un neumático no adaptado será menos eficaz a la hora de transmitir el par motor y se acortará la vida útil del neumático.
Durar para reducir
los costes
en relación con el rendimiento kilométrico Los neumáticos deben estar adaptados al eje y al uso del vehículo: un dibujo/rayado no adaptado al eje o una gama no adaptada al uso no aportarán el rendimiento kilométrico correspondiente al potencial del neumático.
Durar para reducir
los costes
en relación con el consumo
de combustible del vehículo
Los neumáticos de un vehículo pesado tienen un impacto importante sobre el consumo de combustible. La elección de la gama y del dibujo/rayado tendrá un impacto sobre el consumo de combustible. Para determinados usos, es posible optimizar el consumo utilizando neumáticos de baja resistencia al rodado.
La resistencia al rodado de los neumáticos se reduce a medida que se van utilizando: sustituir un neumático antes de su desgaste completo* supone una pérdida del potencial de ahorro de combustible.

*El nivel de desgaste completo de un neumático depende de la legislación local. Sea cual sea la legislación y sin importar si es invierno o no, no rodar jamás con neumáticos cuya altura de dibujo/rayado sea inferior a 1 mm tras un reesculpido.

Los riesgos asociados al eje de dirección y que pueden provocar la disminución de la adherencia, de la capacidad de guiado, o que pueden provocar un deterioro rápido del neumático mientras rueda, pudiendo llegar al desinflado brusco del neumático, pueden suponer la pérdida de control del vehículo.